El Exito en el Juego.

El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización.
Cada día es un desafío para Alcanzar el éxito.

miércoles, 16 de enero de 2008

Historia del Domino

El Domino



Juego de mesa en el que se emplean unas fichas rectangulares, generalmente blancas por la cara y negras por el envés, divididas en dos cuadrados, cada uno de los cuales lleva marcados de uno a seis puntos, o no lleva ninguno. El juego completo de fichas de dominó consta de 28 piezas, en cada una de las cuales se representa un par de valores posibles. Hay otras variantes de juegos de dominó, en el que hay 81 piezas, o lo que es lo mismo 9 palos en lugar de 6.

Origen

El dominó surgió hace mil años en China a partir de los juegos de dados. No parece que la forma actual de 28 fichas dobles y rectangulares fuese conocida en Europa hasta que, a mediados del siglo XVIII, la introdujeran y extendieran los italianos por todas partes. El nombre del juego es de origen francés y fue tomado de una capucha negra por fuera y blanca por dentro, los mismos colores que presenta el dominó.

Su popularidad en los países latinoamericanos es inmensa, particularmente en el Caribe Hispano (Venezuela, Colombia, República Dominicana, Puerto Rico, Cuba, Panamá, etc.).


Splendido


Fichas


Las fichas con igual número de puntos en ambos cuadrados se conocen como dobles. Asimismo las fichas con uno de los cuadrados sin puntos se llaman blancas y las que tienen un punto se conocen como pitos o unos. Así, con los doses, treses, cuatros y cincos hasta llegar a los seises.


Sus Reglas

Jugadores

El juego generalmente se juega por cuatro jugadores en parejas.

Objetivo

El objetivo del juego es alcanzar una determinada puntuación previamente prefijada, jugando para ello las manos o rondas que sean precisas.

El jugador que gana una ronda, suma los puntos de las fichas de sus adversarios y/o pareja. El primer jugador o pareja que alcanza la puntuación fijada al principio de la partida, gana.


Inicio del juego


Los jugadores de cada pareja se colocan alternativamente alrededor de una mesa quedando en posiciones enfrentadas los miembros de cada pareja respectivamente.

Antes de empezar, las fichas se colocan boca abajo sobre la mesa y se revuelven para que los jugadores las recojan al azar en igual número cada uno (normalmente 7).

Hay varias maneras de empezar la primera ronda. Una es que empieza el jugador que tiene el seis doble, y continua el jugador situado a su derecha. Otra puede ser el que saque la ficha más alta de todos, o también puede llegarse a un acuerdo antes de empezar la partida si una pareja quiere dar ventaja a la otra. Si se juega más de una, se puede repetir cualquier método en las siguientes, o por ejemplo, empieza la pareja perdedora o ganadora.

En las siguientes rondas, empezará el jugador a la derecha del que empezó la ronda anterior. Podrá tirar cualquier ficha, no tiene porqué ser doble. Al finalizar la ronda, la persona que fue mano, le tocará revolver las fichas (también llamado fregar o hacer la sopa) para la próxima mano.


Splendido


Desarrollo del juego


En su turno cada jugador colocará una de sus piezas con la restricción de que dos piezas sólo pueden colocarse juntas cuando los cuadrados adyacentes sean del mismo valor (ej. el 1 con el 1, el 2 con el 2, etc... hasta el 6).

Es costumbre colocar los dobles de forma transaversal. Colocar un doble suele llamarse doblarse.

Si un jugador no puede colocar ninguna ficha en su turno tendrá que pasar el turno al siguiente jugador.

Es frecuente en el juego que alguno de los jugadores tire, por ejemplo, el último de los seises quedando únicamente por tirar el seis doble. En este caso se dice que ha matado el seis doble. El jugador que lo tenga no podrá ya ganar la ronda (a no ser que la gane su compañero).


Final del juego



La mano continúa hasta que se da alguna de las dos situaciones:

  • Alguno de los jugadores se queda sin fichas por colocar en la mesa. En este caso el jugador se dice que dominó la partida.
  • En caso de cierre, es decir, cuando a pesar de quedar fichas en juego ninguna pueda colocarse, ganará el jugador o pareja cuyas fichas sumen menos puntos. En caso de empate ganará la pareja a la que perteneciese el jugador que es mano.



info Gracias wikipedia.org


LA ANÉCDOTA DE CAPABLANCA Y EL DOMINÓ


Desarrollo de la anécdota:

Para comprender la anécdota, hay que conocer el “juego del dominó”.
En Cuba, se juega mucho el dominó (existe hasta campeonato mundial). A José Raúl no le gustaban las bebidas alcohólicas y tampoco fumaba, sin embargo, le gustaba la buena mesa. Sus primas, entre ellas mi mamá, se esmeraban en prepararle diferentes platillos y jugos de frutas naturales. Todas mis tías eran excelentes cocineras y mi mamá y la tía Zoila, eran de las mejores. Por supuesto José Raúl, se sentía muy a gusto con sus primas (todas eran jóvenes, muy bonitas y además buenas cocineras). Mi mamá tenía 23 años, por ejemplo.

Según mis padres, el maestro tenía una personalidad irresistible y era muy bien parecido. Como entretenimiento se jugaba a las cartas (Capablanca era un excelente jugador de bridge y otros juegos complicados), al dominó, y a veces alguna que otra partida de Ajedrez si había algún invitado especial, como ese día con el caso del MN cubano Francisco Planas.


En el juego de dominó se sientan cuatro jugadores en una mesa y por lo general
se juega en parejas. Es decir, dos parejas. Cuando una pareja domina bastante bien el juego, casi siempre vence a la pareja menos aventajada. También se puede jugar individualmente (en Cuba se llama jugar a la guerra), pero a casi nadie le gusta, porque un jugador le mata las fichas al otro y “no se puede desarrollar bien el juego”.
Cada vez que intento jugar a la guerra, entre cuatro, cada uno por su lado, gana cualquiera, no el que “mejor” juega. Muchas veces gana el que menos sabe. Sin embargo, Capablanca jugaba a la guerra, pues según el, no compartía su cerebro con nadie.
Ante al asombro de todos: Capablanca casi siempre ganaba. Mi padre que era muy inteligente, cuando no estaba jugando entre los cuatro, se sentaba detrás del maestro para tratar de observarlo y ver cual era el misterio, pues todos consideraban como increíble, que Capablanca siempre ganara.
De cada 20 datas, Capablanca ganaba de 18 a 19 (del 90 al 95 %). En una ocasión, alguien hizo la observación de que Capablanca tenía mucha suerte y el maestro no contestó, pero dirigió una mirada al infortunado comentarista (mi tío Enrique), que todos comprendieron.
A su vez Capablanca jugaba ese día contra Francisco Planas, que se sentaba a lo lejos y contra el tío político Máximo Rollo (también un excelente aficionado). Lo hacía sentado desde su mesa, mientras alguien revolvía las fichas que estaban boca abajo, tapadas, después de finalizar una data y como preparación para la siguiente, preguntaba en el Ajedrez: ¿alguien jugó? Si le daban la jugada, respondía de inmediato y continuaba con el dominó.

En esta situación ambiental surgió la increíble anécdota que paso a contar:

El juego de dominó tiene 55 fichas, la mayor el doble 9 (son 18 puntos en mano), la menor el doble blanco (son cero puntos). Cada jugador toma diez fichas (tapadas o boca abajo), las levanta tapándolas (por el reverso) y nadie puede ver sus fichas, ni este la de sus tres contrarios. El que gana es el jugador que logra primero, colocar sus diez fichas o en caso que el juego se tranque o se bloquee, entonces gana el que menos puntos tiene en mano.
En ese momento histórico para los presentes, jugaban: Mi tío Enrique Capablanca, mi tía Lupe Capablanca, mi padrino César Graupera Capablanca y por supuesto el maestro José Raúl Capablanca y Graupera.

Había terminado la data y por supuesto el genial cubano había ganado, como “casi” siempre. Mientras se movían las fichas el tío Enrique hizo uno de sus comentarios:

Dijo así
:

E.C.: “Qué lástima, me equivoqué en mi penúltima jugada, pues si hubiese jugado esta ficha, en lugar de la que jugué, hubiese ganado”.
Capablanca, se sintió ofendido ante ese comentario y le contestó, “usted no sabe lo que está diciendo.
Ya los jugadores estaban ordenando las fichas para la próxima data (Capablanca no las ordenaba, las dejaba en la misma posición en que las levantaba) y el genio dijo,
J.R.C.: “Como esta data no ha comenzado, vamos a reproducir el juego anterior”.
Todos se quedaron mudos, e inclusive los que jugaban Ajedrez, se levantaron de sus asientos, para presenciar el venidero incidente, algo así como un acto de magia.
En efecto, Capablanca, puso las fichas boca arriba (hizo visibles las 55 fichas), y rápidamente ante el asombro de todos, empezó a repartir a cada jugador sus diez fichas, en total 4 x 10 = 40.
A su vez separó las 15 fichas sobrantes, todo esto a una velocidad supersónica.
Entonces ante los ojos de todos comenzó a reproducir la partida, dijo así: Yo abrí con el doble siete, fulano jugó tal cosa, este no llevaba y se pasó, etc., hasta reproducir el juego completo ante la vista y aprobación de todos. Entonces, al llegar al momento del comentario del tío Enrique, le dijo a este:
J.R.C.: “A ver, ¿cual es su variante ganadora?”.
De más está decir que el tío temblaba, no podía hablar. El maestro dijo entonces:
J.R.C.: “Bueno te ayudo, hay tres variantes posibles: La primera es ésta, al parecer fue lo que usted comentó y como usted ve, el juego continúa así y gano yo. Con la segunda, el juego se tranca aquí y también gano yo, por tener menor cantidad de puntos en mano. Y la tercera variante, fue la que usted escogió y con la cual gané el partido”.

Fuente: http://www.inder.co.cu/fecap/docs/capablanca-anecdota.txt

12 comentarios:

Ginelda Merida dijo...

woow me quede inpresionada O_o jajajj pero la verdad estubo genial me sirvio de una beuna informacion ademas de gustarme tu historia me gusto

Unknown dijo...

Bueno pero me gustaría q este más resumido

Unknown dijo...

Hola Ginelda

Unknown dijo...

Hola

Unknown dijo...

Estuvo muy el dessrrdesa de la anetdota,pero yo quisiera aprender urgentemente,por po ,expliq ex unos trucos

Unknown dijo...

Quisiera aprender unos trucos, urgentemente

Prof. Williams Perez dijo...

Buena explicación, bastante detallada. ¿Existen libros que hablen aun mas sobre la historia del dominó?

ana emilia :3 dijo...

me parecio muy interesante no sabia que era el domino y me sirvio para mis clases de mates

Unknown dijo...

El domino es un juego tradicional?

Unknown dijo...

alguien me puede decir quien invento el domino porfavor

Unknown dijo...

alguien me puede decir quien invento el domino porfavor

Unknown dijo...

Este tema es mejor que los otros